Las tinieblas que atan al hombre


Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz. Efesios 5:8 RVR60.

(( Porque en otro tiempo erais tinieblas )) El Apóstol Pablo le indica a los cristianos de Efeso, que ellos antes de recibir a Cristo estaban bajo el dominio de las tinieblas. Por consiguiente, el hombre que no tiene a
Jesucristo en su corazón como su único y suficiente Salvador ¿Cómo está? está encadenado por las tinieblas, que a su vez representan la maldad, la rebeldía, el pecado, los demonios. El hombre pecador sin saberlo muchas veces, dice que conoce a Dios, pero pertenece al reino de las tinieblas.

(( Mas ahora sois luz en el Señor )) La humanidad debe de entender, que si no hay un arrepentimiento, sino hay un acercamiento a Jesucristo, su vida estará regida por el pecado y la maldad, y todo su ser estará ocupado por las tinieblas. Por tal razón la palabra dice que el cristiano es luz, porque tiene a Jesucristo, y cuando llega Cristo a un corazón, las tinieblas se tienen que ir, la luz representada en el Espíritu Santo, viene a  resplandecer todo lo que estaba en oscuridad.

(( Andad como hijos de luz )) La misión del cristiano, del que se ha arrepentido y ha aceptado a Cristo, es caminar en este mundo testificando a Jesucristo y obedeciendo fielmente  la palabra de Dios, porque la luz mora en sus corazones. 

Entradas Populares