LEVANTÁNDOME PARA DIOS


El hijo pródigo recibió sus bienes y luego se alejo de su padre, estaba viviendo una vida fría, carnal, derrochadora, pecaminosa, inconsistente, en desobediencia, hasta que llegó su desierto, su prueba, su situaciones adversa,  y después de un tiempo volvió en sí, y comprendió lo que debía de hacer.


Introducción. 

Me levantaré e iré a mi padre, y le diré Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Lucas 15:18 RVR60.

(( Me levantaré e iré a mi padre )) Levantarse significa "Ponerse de pie" cuando se está caído espiritualmente. Todo va ha depender de la decisión que tu tomes por fe, toda decisión que conlleve a la búsqueda de Dios, es sabia, es correcta, es prudente, es buena, y es salvadora.

(( Y le diré Padre, he pecado contra el cielo y contra ti )) Dios es paciente para con los pecadores, porque no quiere que ninguno perezca, sino que se arrepientan (2 Pedro 3:9). Por consiguiente podemos caer en cualquier situación pecaminosa que fuere, pero lo primordial, es ir a la presencia del Padre, y pedirle perdón de corazón por nuestros pecados y faltas. 

Es tiempo de levantarte para Dios, no importando cual sea tu situación, no te dejes esclavizar por la carne, por las dudas, por los demonios, por el desanimo, por la incredulidad, la clave está en un corazón arrepentido, Dios te perdona, sed sabio como el hijo pródigo, ve a la presencia de Dios, y arrepiéntete de tus pecados en el nombre de Jesús, y tu condición espiritual cambiará, creedle a Dios.


DOMINGO CRUZ.
Foto: freepik.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Populares