La envidia, una de las principales causas de la brujería


La palabra (Envidia) en el diccionario español, significa: Sentimiento de pesar o de recelo por el bien ajeno o por creer que los otros gozan de mayor estima y consideración.

INTRODUCCIÓN.

La envidia surge como consecuencia de la codicia, o sea codiciar lo que otro tiene ( Es cierto que al necio lo

mata la ira, Y al codicioso lo consume la envidia. Job 5:2 ).

La envidia, la considera la Biblia, como una carcoma, que va destruyendo paso a paso al hombre ( El corazón apacible es vida de la carne; Mas la envidia es carcoma de los huesos. Proverbios 14:30 ).

La envidia produce en el corazón, que el hombre maquine y haga planes para buscar el medio de destruir al prójimo, en este caso por medio de brujería, hechicería, que se dan en la mayoría de los casos, en personas que no tienen a Jesucristo en sus corazones ( Reunidos, pues, ellos, les dijo Pilato: ¿A quién queréis que os suelte: a Barrabás, o a Jesús, llamado el Cristo? Porque sabía que por envidia le habían entregado. Mateo 27:17-18 ).

La envidia, que es un instrumento de las tinieblas, que hace mover al hombre hasta para matar ( Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató. Génesis 4:8 ). Notas: Hay un espíritu satánico de envidia, que se llama espíritu de Caín.

La envidia, surge de la carne, o sea del pecado, y la persona que es envidiosa y no se arrepiente, lamentablemente dice la Biblia, no heredará el reino de los cielos, se perderá en el infierno ( Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gálatas 5:19-21 ).

Debemos de reconocer el pecado de envidia  que halla en nuestros corazones, el cual lleva a los hombres a cometer actos abominables ante Dios, como son la brujería, hechicería, santería, el vudú, el encargo para matar, para destruir. Tu tiene todavía una esperanza,  busca la presencia de Dios, y pídele perdón por tus pecados, arrepiéntete y acepta a Jesucristo como tu único y suficiente salvador, Él te perdona, a pesar de todo lo que hallas hecho anterior, deja el mal camino que conduce al infierno y vuélvete a Dios, para que te cambien el corazón endurecido, por otro que esté ablandado por el amor (  El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 1 Corintios 13:4-7 ).

Publicaciones Recientes

Entradas populares

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )