Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

El engaño de la Iglesia Católica en el culto a la madre y el hijo


Es un engaño de la Iglesia Católica el culto que le hace a María, lo que la Iglesia Católica ha hecho, es cambiar  el nombre de un antiguo culto pagano que se le hacía a la diosa madre de Babilonia, reemplazándolo con el nombre de María.


Introducción

Todo comienza con la muerte de Nimrod, el primero que formó un reino (Génesis 10:8) el cual en lo espiritual es Baal, su esposa después de adulterar, dio a luz un hijo, el cual afirmó que fue concebido sobrenaturalmente. Esta mujer anunció que su hijo, era un dios hijo, o sea que era el mismo Nimrod que había renacido, y por tanto ella como su hijo eran divinos. De ahí nace y se desarrolla el culto de la madre y el hijo,  monumentos de Babilonia muestran la diosa madre ( Semiramis ) con su hijo ( Tammuz ) en su brazos.

Cuando Israel se desvió del camino de Jehová Dios para caer en el paganismo Babilónico, comenzaron a adorar a Baal y a Astarot ( Y dejaron a Jehová, y adoraron a Baal y a Astarot. Jueces 2:13 RVR60 ).

En el transcurso de los tiempos fueron cambiándole el nombre a la Madre como al hijo, todo esto era para seguir confundiendo, engañando, y el pueblo de Israel ofrecía incienso ahora a la reina del cielo, la cual era la misma diosa madre ( Semiramis ). Este pueblo de Israel estaba engañado tenía su mente entenebrecida, fruto de la adoración a demonios (   sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la reina del cielo, derramándole libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros príncipes, en las ciudades de Judá y en las plazas de Jerusalén, y tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno. Mas desde que dejamos de ofrecer incienso a la reina del cielo y de derramarle libaciones, nos falta todo, y a espada y de hambre somos consumidos. Y cuando ofrecimos incienso a la reina del cielo, y le derramamos libaciones, ¿acaso le hicimos nosotras tortas para tributarle culto, y le derramamos libaciones, sin consentimiento de nuestros maridos?. Jeremías 44:17-19 RVR60 ).

Como Israel no se había arrepentido de adorar y ofrecer incienso a la reina del cielo, cayó sobre ellos el juicio de Dios. Por consiguiente a todo idolatra que venera a María como una intercesora, como una diosa, si no se arrepiente, lo que tiene es la condenación en su cabeza en el infierno (  Así ha hablado Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, diciendo: Vosotros y vuestras mujeres hablasteis con vuestras bocas, y con vuestras manos lo ejecutasteis, diciendo: Cumpliremos efectivamente nuestros votos que hicimos, de ofrecer incienso a la reina del cielo y derramarle libaciones; confirmáis a la verdad vuestros votos, y ponéis vuestros votos por obra. Por tanto, oíd palabra de Jehová, todo Judá que habitáis en tierra de Egipto: He aquí he jurado por mi grande nombre, dice Jehová, que mi nombre no será invocado más en toda la tierra de Egipto por boca de ningún hombre de Judá, diciendo: Vive Jehová el Señor. He aquí que yo velo sobre ellos para mal, y no para bien; y todos los hombres de Judá que están en tierra de Egipto serán consumidos a espada y de hambre, hasta que perezcan del todo. Jeremías 44:25-27 ).

En Efeso, la gran madre era conocida como Diana, la cual tenía sumida en la confusión, en la maldad esa ciudad, y sobre todo  generaba ganancia a los escultores de estatuas, porque para ellos era un negocio, que llevaba a la perdición a la almas Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien venera toda Asia, y el mundo entero. Cuando oyeron estas cosas, se llenaron de ira, y gritaron, diciendo: !!Grande es Diana de los efesios!. Hechos 19:27-28 ).

La Iglesia Católica le hace culto a la estatua, imagen, que está representada por María y su hijo, " entre comillas Jesús "  pero es un engaño católico, lo que están haciendo es reemplazando el nombre, y luego a través de la imagen de María y su hijo, se produce la adoración espiritual de Semiramis y su hijo Tammuz (Nimrod).

    










Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. 1 Timoteo 2:5 RVR60.

Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Juan 4:23 RVR60.


DOMINGO CRUZ.

No hay comentarios:

Publicaciones Recientes

Entradas populares

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )