ALMA


HOMBRE, CORAZÓN, CUERPO, ESPÍRITU.  La palabra hebrea «nefesh», (que es uno de los

vocablos traducidos generalmente en castellano por «alma») aparece 754 veces en el Antiguo
Testamento. Como puede verse en la primera cita bíblica al respecto, significa «lo que tiene vida»
(Gn. 2:7), y se aplica tanto al hombre como a los demás seres vivientes (Gn. 1:20, 24, 30; 9:12, 15,
16; Ez. 17:9). Muchas veces se identifica con la sangre, como algo que es esencial para tener
aliento y animación (Gn. 9:4; Lv. 17:10-14; Dt. 12:22-24), y en el hombre es su principal
característica que lo distingue de los seres irracionales (Gn. 1:26).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Populares