Estando en pecado, las oraciones no son escuchadas por Dios


Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado. Salmos 66:18 RVR60.

<< Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad >> La iniciación al acto pecaminoso en el hombre, comienza desde el corazón, pues el corazón como órgano interior, es donde descansan las emociones, el ánimo, deseo, y se conecta con la mente, y esta relacionado con el alma (Mateo 15:19). La palabra (Mirado) viene de (Mirar) la cual significa en este caso (Contemplar con placer) y cuando contemplamos con placer el pecado (Maldad) caemos. 

<< El Señor no me habría escuchado >> David conocía, que si estamos en pecados Dios no nos escuchará, porque se mantiene alejado del pecador (Proverbios 15:29). El cristiano que cae en pecado y no se arrepiente de corazón, Dios no va ha escuchar su oración, y estará viviendo en una intranquilidad, sin paz, porque está en desobediencia (Proverbios 28:13). En  un cristiano verdadero, el Espíritu Santo le estará redarguyendo del pecado, y tendrá que arrepentirse.

Cuando no hemos cometido ningún pecado, y hay situaciones adversas en nuestras vida, sólo debemos de seguir clamando a nuestro Padre celestial con fe, que en el momento oportuno Dios nos da la victoria (1Juan 5: 4).

MINISTERIO EN INTERNET SOLO SALVA CRISTO ( Domingo Cruz ).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Populares