Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

No adores ídolos


Las personas que están en la religiosidad, lamentablemente no se dan cuenta del pecado que están cometiendo, cuando adoran, se arrodillan ante una imagen, deben de arrepentirse y reflexionar en lo que enseña la Biblia.

INTRODUCCIÓN:

No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella; porque yo soy Jehová vuestro Dios. Levítico 26:1 RVR60.

¿Qué es un ídolo? Una de las definiciones para ídolos es: Persona o cosa a la que se ama y admira en exceso. Que tu corazón no esté entregado a un ídolo cualquiera que sea su nombre, sino que tu corazón esté entregado para Dios, sin tener que recurrir a objetos, o imágenes, acercate a Dios por medio de Jesús, con fe, teniendo un corazón arrepentido.

¿Qué es una escultura? Es una figura que ha sido tallada, trabajada, la cual representa una entidad, ya sea humana, animal, o angelical.  Jehová Dios, le ordena al pueblo de Israel, y a todo creyente, que no hagan escultura de ninguna clase, Dios no necesita escultura para que le adoren, sólo demanda un corazón humillado.

¿Qué es una estatua? Obra de escultura labrada, que representa una figura humana o animal. Dios no le ha demandado al hombre hacer estatua, imagen, ídolo para adorarle, o para que sean símbolo de religiones, eso es mentira del diablo, eso es engaño para perdición.

La piedra pintada, es usada maliciosamente para levantar altares, para adorar  lo que está pintado por manos de hombres en esas piedras, son instrumentos demoníacos para rendirle cultos, al igual que toda adoración que se hace a través de imágenes, escultura, estatua, y todo tipos de figuras. 

No te inclines ante imagen, ni ante ninguna semejanza que se parezca a lo que está en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra ( No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. Éxodo 20:4 RVR60 ).

Jehová es Dios fuerte, celoso, y de justicia (  No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen. Éxodo 20:5 RVR60 ).

No caiga en engaño demoníaco, los idolatras no heredan el reino de Dios ( ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones. 1Corintios 6:9 RVR60 ). 

      DOMINGO CRUZ MINISTERIO.

Publicaciones Recientes

Entradas populares

Twitter

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )