Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

El espíritu de rebelión de Coré, que ataca la Iglesia


( Números 16: 1-50 )

La rebelión, es una transgresión que significa una desobediencia a lo que esta impuesto por Dios (Romanos 5:14) se relaciona a la soberbia (Salmos 19:13) a la calumnia (Isaías 59:13) al mal (Proverbios 17:11) al pecado (Isaías 1:28), el primero en principiar la rebelión fue el diablo (Ezequiel 28: 14-16).

En estos últimos tiempos, el espíritu de rebelión de Coré está atacando las Iglesias, vamos ha conocer su forma de operar conforme a la Biblia:

Este espíritu de rebelión busca conquistar cristianos dentro de una Iglesia (Coré hijo de Izhar, hijo de Coat, hijo de Leví, y Datán y Abiram hijos de Eliab, On hijo de Pelet, de los hijos de Rubén, tomaron gente. Números 16:1 ).

El espíritu de rebelión busca cautivar primero un líder, y luego ese líder influenciado convence a los demás líderes de una Iglesia para revelarse en contra de su Pastor ( Y se levantaron contra Moisés con doscientos cincuenta varones de los hijos de de Israel, príncipes de la congregación, de los del consejo, varones de renombre. Números 16:2 ).

El espíritu de Coré, induce para ajuntar un grupo de rebeldes para ir en contra del Pastor, y presentarle su desacuerdo con lo que está establecido en la Iglesia, los líderes influenciados por el espíritu de Coré, creen que Dios está de su parte, y  ponen en duda la autoridad dada por Dios al Pastor ( Y se juntaron contra Moisés y Aarón y les dijeron: ¡Basta ya de vosotros! Porque toda la congregación, todos ellos son santos, y en medio de ellos está Jehová; ¿por qué, pues, os levantáis ustedes sobre la congregación de Jehová? Números 16:3 ).

El espíritu de Coré, ambiciona las posiciones más alta en la Iglesia ( Y que te hizo acercar a ti, y a todos tus hermanos los hijos de Leví contigo? ¿Procuráis también el sacerdocio?. Números 16:10 ).

Este espíritu de Coré, incita a las murmuraciones en la Iglesia en contra de los líderes santos ( Por tanto, tú y todo tu séquito soís los que os juntáis contra Jehová; pues Aarón, ¿qué es, para que contra él murmuréis?. Números 16:10 ).

El espíritu de Coré, insta a la desobediencia, a perder la fidelidad de Dios en la Iglesia, y ha no someterse  al Pastor 12 Y envió Moisés a llamar a Datán y Abiram, hijos de Eliab; mas ellos respondieron: No iremos allá.
13 ¿Es poco que nos hayas hecho venir de una tierra que destila leche y miel, para hacernos morir en el desierto, sino que también te enseñorees de nosotros imperiosamente?. Números 16:12-13 ).

Este espíritu influye maldad en los corazones para actuar en pecado Y él habló a la congregación, diciendo: Apartaos ahora de las tiendas de estos hombres impíos, y no toquéis ninguna cosa suya, para que no perezcáis en todos sus pecados. Números 16: 26 ). 

Las personas que están poseídas por el espíritu de Coré en las Iglesias, y no se arrepienten, van rumbo a la condenación ( 31 Y aconteció que cuando cesó él de hablar todas estas palabras, se abrió la tierra que estaba debajo de ellos.
32 Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes.
33 Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación. Números 16: 31,32,33 ).

Los Pastores de las Iglesias de Cristo, deben de vivir una vida santa, en obediencia, en oración, con discernimiento, buscando cada día la dirección de Dios.

MINISTERIO SOLO SALVA CRISTO.   

1 comentario:

Anónimo dijo...

El Señor limpia su Iglesia y la prepara para su venida.Limpiemos de toda inmundicia de carne y de espíritu y sirvamos al Señor como el lo demanda.

Publicaciones Recientes

Entradas populares

Twitter

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )