Oración: Sanidad sobre todas maldiciones de enfermedades generacionales


Para hacer esta oración, la persona, tiene que tener un corazón arrepentido ante Dios, y tener a Jesucristo como su único salvador.

Aviso: Esta oración, es como una guía, para que el cristiano, conozca como hacer guerra espiritual a su situación, pero lo más importante es conocer la dirección del Espíritu Santo, para saber  lo que se tiene que hacer.

Repita en voz alta esta oración, creyendo por fe, de que Dios va hacer el milagro sanador en tu vida.

Dios mio, te alabo, te adoro, te glorifico, eres mi rey, eres mi Padre celestial, amado Dios, derrama tu presencia en mi vida, lléname de tu Espíritu Santo, llena cada rincón de este lugar con tu presencia, has milagros, prodigios en mi vida, yo busco tu presencia, perdona mis pecados, yo me humillo ante ti oh Dios, la gloria, la honra, la alabanza es para ti, solo para ti amado Dios, en el nombre poderoso de Jesús amen.


Dios mio, en el nombre de Jesús, clamo ante tu presencia, me levanto en pie de guerra en contra de toda maldiciones generacionales de enfermedades que están haciendo estragos en mi vida, me levanto en contra de esas maldiciones de enfermedades que me tienen atado, en el nombre de Jesús, desbarato, todo pacto de maldición que hicieron mis abuelos, mis tatarabuelos, mis familiares, esos pactos satánicos, esas consagraciones demoníacas que hicieron para que luego los demonios se la cobraran con destrucción, enfermedades a los descendientes, esos pactos, esos derramamientos de sangres de animales que hicieron mis familiares con el diablo, en el nombre de Jesús, yo me desligo, yo renuncio, yo lo quemo, lo desbarato, lo dejo sin poder en mi vida, yo renuncio, por la sangre de Cristo y el poder del Espíritu Santo, se desbarata ese pacto en mi vida, en el nombre de Jesús, en el nombre poderoso de Jesús amen.

Ahora Dios, esas enfermedades en  mi vida por causa de pactos, esas enfermedades quedan inoperantes en mi vida, quedan sin poder en mi vida, se queman, se desligan, se desbaratan en mi vida, en el nombre de Jesús, en el nombre poderoso de Jesús amen.

Dios mio, sigo en pie de guerra, en el nombre de Jesús, esas enfermedades heredadas, las cuales son por causa de maldiciones, se queman, se consumen con fuego, quedan inoperantes en mi vida, enfermedades de maldiciones generacionales en mi intestino, en mi estomago, en mi riñones, en mi hígado, en los huesos, enfermedades que son de ataques al corazón, enfermedades de azúcar, enfermedades de cáncer, enfermedades de destrucción, en el nombre de Jesús quedan inoperante en mi vida, renuncio a todas ellas, esas enfermedades se consumen con fuego, quedan eliminadas en mi vida, en el nombre de Jesús, en el nombre poderoso de Jesús.

Ahora Dios, enfermedades enviadas desde altares de brujerías, para que me destruyan, esos altares yo lo derribo, lo quemo, lo dejo sin poder, lo hago pedazos, le cae fuego de Dios y se consumen, en el nombre de Jesús, ese espíritu de enfermedad enviado, yo lo ato, lo dejo sin poder, lo reprendo con fuego, lo echo fuera, se quema, se va, se va, en el nombre de Jesús, en el nombre poderoso de Jesús amen.

Dios mio, tu palabra dice: Que ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido, mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su llaga fuimos nosotros curados. En el nombre de Jesús, me declaro sano, sano, sano, de toda enfermedad de maldición generacional, sano de toda enfermedad, espiritual, física, sano por la sangre de Jesucristo, esas enfermedades la llevó Cristo a la cruz, me declaro libre, libre de toda atadura de enfermedad de maldición generacional, en el nombre de Jesús, en el nombre poderoso de Jesús.

Ahora Dios, por la sangre de Cristo, se queman maldiciones de enfermedades en mis órganos, en mi cuerpo, enfermedades espirituales, enfermedades por brujerías, se queman, se consumen con fuego, se eliminan por el poder de la palabra, salen fuera de mi vida, salen fuera, en el nombre de Jesús, se pudre el yugo de los demonios, se pudre, se quema, se desbarata, en el nombre de Jesús, en el nombre poderoso de Jesús.

Dios mio, en el nombre de Jesús, me declaro sano, sano, sano, por la sangre de Jesucristo y el poder del Espíritu Santo, sano de esa maldición de enfermedad que me ataba por años, ahora en el nombre de Jesús se desbarata, se quema, se elimina, sale fuera, en el nombre poderoso de Jesús amen.

Dios mio, gracia, porque sé que ha echo la obra en mi vida, soy sano, me siento sano, me declaro sano, en el nombre de Jesús amen.

1 comentario:

  1. Asi sea dios y me ayudes con todos mis estudios para que salgan bien y yo pueda estar bien cuida y protegeme de cualkier enfermedad amen

    ResponderEliminar

¿Qué significa ser cristiano en medio oriente

Ex satanísta da su testimonio


Un ciego recobra la vista

Entradas Populares

Publicaciones Recientes