ORACIÓN: Atando al hombre fuerte


Para hacer esta oración, la persona, tiene que tener un corazón arrepentido ante Dios, y tener a Jesucristo como su único salvador.


Aviso: Esta oración, es como una guía, para que el cristiano, conozca como hacer guerra espiritual a su situación, pero lo más importante es conocer la dirección del Espíritu Santo, para saber lo que se tiene que hacer.

Repita en voz alta esta oración:


Dios mio, te alabo, te adoro, eres todopoderoso, la gloria es para ti, creador de los cielos y la tierra, oh Dios yo vivo para ti, derrama tu presencia en este lugar, santificame, purificame, sea tu Espíritu Santo moviéndose con poder, mi alma tiene sed de ti, eres mi rey, eres mi todo, temible y poderoso eres, no hay quien iguale tus obras, Santo, Santo, Santo eres Dios,  en el nombre de Jesús amen.


Amado Dios, escucha mi clamor, en el nombre de Jesús, tomo dominio y control de este lugar, ato al hombre fuerte que se enseñorea, lo dejo sin poder, lo ato con el poder de la palabra, lo reprendo con fuego, queda inoperante en este lugar, en el nombre de Jesús, en el nombre poderoso de Jesús.

Ahora Dios, el poder del hombre fuerte, lo anulo, queda sin fuerza, queda rendido, queda turbado, inoperante, lo corto de raíz con la espada del Espíritu Santo, lo desbarato, lo reprendo, lo hecho fuera sin retorno, te vas, te vas, fuera, fuera, fuera, en el nombre de Jesús.

Dios mio, en el nombre de Jesús, echo fuera al hombre fuerte,  a ti hombre fuerte, te ordeno que salga fuera, sin retorno, te vas, te vas,  suerta mis bienes, suerta todo lo que Dios me ha dado, suerta este lugar, que no te pertenece, este lugar es propiedad de Jesucristo, te ato con el poder de la palabra y te dejo inoperante, el que vive en mi es mayor que el que está en el mundo, fuera en el nombre de Jesús, fuera en el nombre poderoso de Jesús.

Ahora Dios, conforme a la palabra en el libro de Juan capítulo 14: versículo 14, activo siete ángeles guerreros, para que esos ángeles guerreros encadenen al hombre fuerte que hace la guerra en este lugar, y el nombre poderoso de Jesús, los ángeles le encadenan, ahora, ahora, le encadenan, ahora, ahora, en el nombre de Jesús, ahí, queda inoperante, queda el hombre fuerte encadenado, y en el nombre de Jesús, le ordeno a los ángeles  guerreros para que lleven al hombre fuerte a los abismo, ahora, ahora, se va el hombre fuerte, ahora, se va, se va para los abismo, ahora en el nombre poderoso de Jesús amen.

Dios mio declaro victoria, declaro que el hombre fuerte queda atado como tu lo indica en el libro de Marcos capítulo 3: versículo 27, declaro victoria, declaro que mis bienes, propiedades, bendiciones espirituales me son devueltas, en el nombre de Jesús, en el nombre poderoso de Jesús.

Gloria a Dios, aleluya, gracias Dios mio, porque se que has hecho la obra, mi casa, mis bienes, están liberados, gracias Dios, la gloria, la honra, la alabanza es para ti, en el nombre de Jesús amen.

Referencia (Marcos 3:27).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué significa ser cristiano en medio oriente

Ex satanísta da su testimonio


Un ciego recobra la vista

Entradas Populares

Publicaciones Recientes