!!He aquí, vengo pronto!... Apocalipsis 22:7.

¿A quien debo de orar?


Muchas personas en este mundo tienen una idea  incorrecta de a quien deben de orar, dada la religión, o la situación en la que estén viviendo, y también donde se hayan formado. 

Introducción.

El modelo correcto de oración que nos dejó Jesús en la Biblia, es el orar al Padre, o sea a Dios (  Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado
sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén. Mateo 6:9-13). Notas: Dios es nuestro creador, por tanto Él está atento a nuestras oraciones, si tenemos un corazón arrepentido (Salmos 34:15).
Nuestras oraciones, la debemos de encomendar solamente a Dios, en el nombre de Jesús ( Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Juan 14:13).
No debemos buscar mediadores que intercedan por nuestras necesidades, es un engaño satánico ofrecer oraciones a santos, a vírgenes como se llamen, son demonios y llevan al infierno, sólo hay uno que intercede entre Dios y los hombre, Jesucristo ( Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. 1 Timoteo 2:5). Notas: Jesucristo, se dio como sacrificio vivo en la cruz por nuestros pecados, para que pudiéramos obtener la salvación, por consiguiente, Él es el único mediador para con Dios.
No se debe orar poniendo la confianza, en objetos, en imágenes, en estatuas, la oración que Dios demanda, es la oración de fe (  Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Juan 4:23), ( Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis. Mateo 21:22).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Populares