!!He aquí, vengo pronto!... Apocalipsis 22:7.

Si soy un Policía ¿Cómo le puedo servir a Dios?


Si la persona es un Policía, un militar, y quiere servirle a Dios, la respuesta la encontrará en la Biblia.

Introducción

También le preguntaron unos soldados, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie, ni calumniéis; y contentaos con vuestro salario. Lucas 3:14 RVR60.

(( También le preguntaron unos soldados )) La multitudes salían al encuentro de Juan el Bautista (Lucas 3:7) y entre las multitudes también se encontraban soldados, los cuales eran atraídos por la palabra de Dios, y querían vivir en obediencia para Dios desde su posición como soldados.


(( Diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie, ni calumniéis; y contentaos con vuestro salario )) La respuesta para todas las personas que son Policías, Militares, y no tienen el conocimiento de como agradar a Dios, desde sus puestos de trabajos. La Palabra indica, que el Policía no debe de hacer extorsión a nadie, la palabra (Extorsión) significa: Presión que se hace a una persona, mediante el uso de la fuerza o la intimidación, para conseguir de ella dinero u otra cosa. Por consiguiente, el Policía no debe de usar la fuerza o la intimidación para presionar a una persona en casos injustos, y que se relacionen a lo que es el chantaje o la corrupción. La palabra (Calumnia) Significa: Acusación falsa hecha contra alguien con la intención de causarle daño. El Policía no debe hacer acusaciones falsas, ni engañar con evidencias que no sean verdaderas, y que solo tenga el objetivo de hacerle daño a una persona. El salario, el cual es lo que gana el Policía por su trabajo, debe de estar contento con él, ya sea este salario mínimo, o sea también el salario aceptable, debe de conocer que eligió esa profesión, y si no está conforme, pues a su debido tiempo mejor que renuncie, para que no caiga en tentación y luego en pecados. Mejor es estar en obediencia para con Dios. 

Nota: Si eres un Policía, y quieres servirle a Dios, lo que tienes que reconocer primeramente tus pecados, y aceptar a Jesucristo en tu corazón como único y suficiente salvador, y reconocer la obra redentora de Jesús en la Cruz para perdón de los pecados, debes de clamar a Dios por salvación, y pedirle que obre en tu vida, que te guíe por su camino, que rompa las cadenas que atan tu vida, y te de la fe para vencer, y permanecer en obediencia y santidad.

DOMINGO CRUZ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Populares