Cuevas de demonios



Muchas edificaciones de templos, de religiones, de sectas, parecen a la simple vista del hombre, ser congregaciones, iglesias de Dios, pero lo que son, es cuevas de demonios.



INTRODUCCIÓN


Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios. 1Timoteo 4:1 RVR60.

(( Pero el Espíritu dice claramente )) Aquí se está presentando al Espíritu Santo, el cual habla claramente y guía a toda la verdad (Juan 16:3). Nota: El que tiene al Espíritu Santo, no se congrega en iglesias: idólatras, demoníacas, muertas, engañadoras, mundanas, blasfemas, rameras, no se congrega en iglesias que son sinagogas de Satanás. El que tiene
al Espíritu Santo, se congrega en una iglesia de santidad, que se predique a Cristo como único y suficiente salvador, que se viva en unidad, en fe, en conocimiento de la palabra Dios, en espera del arrebatamiento.

(( Que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe )) Los postreros tiempos, son los últimos tiempos que estamos viviendo, en los cuales muchos han dejado de confiar en Dios, y se han entregado al engaño que influye este mundo, se han entregado: A  la carne, a la codicia, al engaño doctrinal, a las drogas, al adulterio, se han entregado sin saberlo al diablo. Nota: La palabra (Apostasía) significa, rebelión contra Dios. 

(( Escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios )) La expresión " espíritus engañadores" abarca un amplio campo espiritual, que va desde aquel que predica la palabra manipulada, hasta aquel que lee las cartas astrales. Nota: Hay religiones, sectas, las cuales tienen como doctrina ( Enseñanzas de demonios) las cuales instruyen en el camino del engaño, para llevar las almas al infierno, con una enseñanza no Bíblica, sino demoníaca. Alerta: No escuches al diablo escucha a Dios, no escuches al sacerdote escucha la palabra de Dios en la Biblia, no escuches al mundo escucha a Cristo.

Busca la verdad ¿Cuál es la verdad? la verdad es Jesucristo (Juan 14:6).

DOMINGO CRUZ.

Entradas Populares