Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

Translate

No caigas en la inmoralidad


La palabra Inmoralidad significa ( Contaminación, mancha ). En este mundo que vivimos en la actualidad, desde que nos levantamos, estamos siendo bombardeados por la inmoralidad de este mundo, el cual a través de muchos medios pretende que las almas caigan en la inmoralidad ¿Cómo caemos en la inmoralidad? de muchas maneras, como por ejemplo: Ver en la televisión las mujeres/hombres que salen casimente desnudos/desnudas, ver fotos, o revista pornográfica, mirar detenidamente las mujeres que se visten inmoral en las calles y desearlas, dejar que hagan nido en la mente los deseos inmorales. Alerta: por medio de la inmoralidad los demonios pueden tener parte en la vida de uno que se haga llamar CRISTIANO.


INTRODUCCIÓN

Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. Mateo 5:28 RVR60.

La inmoralidad comienza por la vista y luego llega a la mente y se apodera del corazón. La palabra mirar, significa: Fijar la vista con atención en algo. El mirar no lo podemos evitar, pero si podemos evitar el codiciar. La palabra codiciar, significa:
Desear en exceso. Cuando codiciamos algo, lo estamos deseando, y si no es licito, estamos cayendo en pecado. Nota: Cuando miremos la inmoralidad, la carnalidad, los deseos mundanos, la perversidad, la pornografía, el adulterio, la fornicación, rechasemosla, reprendemosla de nuestra vida, y miremos a Jesús nuestro Salvador. 

La inmoralidad es una puerta abierta para los demonios, y si un cristiano cae en la inmoralidad, los demonios comienzan a darle palos y caerá vencido, porque primeramente está en pecado ante Dios, y tiene que arrepentirse, pedirle perdón a Dios en clamor, en suplica, tiene que aferrarse a la roca que es Cristo para poder levantarse. Que la inmoralidad no te derribe, que la inmoralidad no te aleje del camino, que la inmoralidad no te turbe, que la inmoralidad no te haga ser un falso, que la inmoralidad no te lleve al infierno, que la inmoralidad no te haga andar en tinieblas, que la inmoralidad no te contamine. Que la inmoralidad llegue hasta hoy a tu vida, por que si eres cristiano, o si eres una persona que quiere arrepentirse, hay un Cristo vivo y poderoso que dio su vida por ti y por mi, que rompe las cadenas, que echa fuera los demonios, que venció al diablo y a las potestades satánicas en la cruz, que recibe a todo aquel que le acepta en su corazón como su único y suficiente salvador. Con la fe en Cristo, somos mas que vencedores por medio de aquel que nos amó (Romanos 8:37).

DOMINGO CRUZ.

Publicaciones Recientes

Entradas populares

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.