La mentira


La mentira se puede definir como lo contrario a la verdad, conociendo que la mentira procede del mal, y su uso es para el engaño, tanto así, que Adán y Eva cayeron en el pecado fruto de la mentira de la serpiente (Diablo).

INTRODUCCIÓN:

No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos. Colosenses 3:9 RVR60. 

<< No mintáis los unos a los otros >> Tenemos un mandamiento de Dios No hablarás contra tu prójimo falso testimonio. Éxodo 20:16 RVR60 ). Este mandamiento de Dios nos manda a no mentir, a no engañar a nuestro prójimo, porque la mentira en todos sus aspectos, es una representación de Satanás, él es el padre de la mentira ( Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Juan 8:44 RVR60 ).

<< Habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos >> La obra regeneradora del Espíritu Santo de Dios en el hombre, produce una nueva criatura, dejando atrás la vida corrompida, viciosa, y de pecados. Por consiguiente el cristiano no puede hablar mentira, ni aunque fuere para su beneficio, el cristiano no puede caer en la condición del viejo hombre, porque su camino, su estilo de vida es practicar la verdadSi decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad. 1Juan 1:6 RVR60 ). Si  caemos en mentira, nos colocamos en la dirección del mal, la cual tiene su consecuencia, porque estamos haciendo su obra Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Apocalipsis 21:8 RVR60 ). Nuestro deber es ir a la presencia de Dios, con un corazón arrepentido, procurando no volver a mentir, y proponiéndonos ser fieles a Dios, porque sino hay arrepentimiento, lo que se espera es condenación ( Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. Lucas 13:3 RVR60 ).

DOMINGO CRUZ MINISTERIO. 

Entradas Populares