Un solo mediador para con Dios

 
Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. 1Timoteo 2:5 RVR60.
La Biblia enseña que hay un solo  Dios ( En oposición a los dioses falsos), que hace las obras, y un mediador (Jesús), esta palabra mediador, significa << reconciliador >> y esta palabra se aplica a lo que estaba separado ¿Que estaba separado? el hombre de Dios. La única mediación que el hombre tiene para acercarse a Dios, es a través de la fe en Jesús, como el único y suficiente salvador, el cual derramó su sangre en la cruz, para reconciliar al hombre con Dios, y al vencer la muerte en la cruz, le dio la esperanza de vida eterna al hombre. No hay otro medio para que Dios le escuche, ni María, ni velones encendidos a cuadros de santos (Demonios). Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas (Isaías 42:8). Cuando una persona le pide favores a espíritus engañosos, he invoca sus nombres, lo que está haciendo, es adorando al diablo (Demonios), de la misma manera que el diablo quería que Jesús le adorara en el desierto (Mateo 4:9) así engaña a la humanidad para que le adoren, por medio de lo que popularmente se conoce como santos, los cuales de santos no tienen nada, sino que son demonios. Cuando una persona prende un velón a un cuadro, lo que esta haciendo es abriendo puertas espirituales a los demonios.
El termino << Jesucristo hombre >> significa Dios hecho hombre, (hombre) significa la humanidad de Jesús, la cual fue la que dependió del Padre, y fue la que recibió el pecado del mundo. Otra referencia al termino (Jesucristo hombre) es con la profecía del Mesías que había de venir para el pueblo Judío (Daniel 7:13,14).
Pablo trata en este capítulo 2 de Timoteo, las instrucciones para que los cristianos aprendieran a vivir un estilo de  vida con un carácter moral que sea de agrado a Dios,  y por consiguiente tuvieran   misericordia para la  intercesión, la oración  por sus prójimos, dándoles a entender en el (v.5-6) la dirección correcta de toda oración. Dirigirse a Dios reconociendo el mediador que le une, para que sus suplicas sean escuchadas.

DOMINGO CRUZ MINISTERIO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Populares