No busque la venganza contra tu prójimo


Muchas personas que no conocen la palabra de Dios, utilizan la expresión "  Ojo por ojo, y diente por diente " esta forma de proceder estaba bajo la ley de Moisés (Éxodo 21:24) y no era para incentivar la venganza, sino para ponerle freno, y dar a entender que hay consecuencia para el que hace mal. Cristo vino a cumplir toda la ley del Antiguo Testamento (Mateo 5:17) o sea que la ley cumplió su objetivo hasta Jesucristo, ahora Jesús manda a  amar a nuestros enemigos ( Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os maldicen, y orad por los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen. Mateo 5:44 ). Si una persona no está cumpliendo estos mandamientos, y guarda odio y rencor en su corazón y  no se arrepiente, corre la misma suerte que la persona que lo aborrece, porque está maquinando en odio y maldad ( Romanos 1: 29-32).

No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré dice el Señor. Romanos 12:19 RVR60.

<< No os venguéis vosotros mismo, amados míos >> Aún en el Antiguo Testamento, Dios manda a no vengarse, a no guardar rencor en los corazones, sino amar al prójimo (Levítico 19: 18). Jehová Dios, enseña y manda al hombre a no vengarse por si mismo,  pero si una persona no conoce a Dios, lo que hace es vivir en rebeldía y en desobediencia, la cual tendrá consecuencia, porque sólo las personas que obedecen la Palabra de Dios, son sus hijos, por ende indica la palabra ( Amados míos ). El hombre no puede actuar en venganza, porque al actuar en venganza, lo que está incentivando es la maldad en su corazón, y ocupando el lugar de Dios, que es el Justo Juez. 

<< Sino dejad lugar a la ira de Dios, porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré dice el Señor >> Debemos de darle el lugar a la ira de Dios, al actuar en venganza, actuamos en ira (Efesios 4.26) porque la ira de Dios, no es la misma ira del hombre, la ira de Dios es santa y justa. La venganza sólo es de Dios, no es del hombre (Deuteronomio 32: 35). El pagó para todo mal, lo da el Señor, porque Él es el Juez de vivos y muertos (Hechos 10:42). La Biblia enseña que debemos de esperar (Orar), y no vengarnos por nuestra propia cuenta, sino que en la espera en Jehová Dios, Él vendrá y nos ayudará (Proverbios 20:22).

Cuando el hombre se venga (Ira) por su propia cuenta, le está dando lugar al diablo (Efesios 4.27). La venganza procede de un mal corazón, que si no se arrepiente le espera la destrucción Así ha dicho Jehová el Señor: Por lo que hicieron los filisteos con venganza, cuando se vengaron con despecho de ánimo, destruyendo por antiguas enemistades;
16 por tanto, así ha dicho Jehová: He aquí yo extiendo mi mano contra los filisteos, y cortaré a los cereteos, y destruiré el resto que queda en la costa del mar. Ezequiel 25:15,16 ).  
 
 MINISTERIO SOLO SALVA CRISTO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Populares