Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

El espíritu de Caín


En Caín nace la religiosidad, este espíritu no obedece los mandamientos de Dios, todo lo hace a su manera ( Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Gn. 4:3 ).

El espíritu de Caín produce un gran enojo en el hombre, el cual se refleja en su rostro, de igual forma, aunque obre en desobediencia, quiere ser reconocido a como de lugar ( Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y
decayó su semblante. Gn. 4:4-5 ).

El espíritu de Caín trama de antemano la maldad que va hacer, es egoísta, orgulloso y asesino ( Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató. Gn.4:8 ).

El que tiene el espíritu de Caín, le pertenece al diablo, porque vive haciendo sus obras malas ( No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. 1 Juan 3:12 ).

El espíritu de Caín, es un espíritu que no acepta que le hagan preguntas, ni que sea amonestado, porque contesta de una mala manera ( Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?. Gn.4:9 ).

El espíritu de Caín  provoca maldición en el hombre, provoca que el hombre ande errante sin dirección fija, y provoca que halla escasez, porque es un espíritu maldecido por Dios ( Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra. Gn.4:11-12 ).

El espíritu de Caín, hace que el hombre tome el mismo comportamiento rebelde que tubo Caín ( ¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín... Judas 1:11 ).

El espíritu de Caín, no permite que el hombre busque de Dios, que le honre, que le alabe, que le obedezca ( Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín... Hebreos 11: 4 ).

Reflexión:

La única vía que tiene el hombre para ser libertado, de todo espíritu inmundo, es Jesucristo, aceptándolo como su único y suficiente salvador, y renunciando a toda atadura satánica en su vida, somos libres en Cristo Jesús. Juan 8:36. 

Publicaciones Recientes

Entradas populares

El Diseño Original


Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )