Translate

El espíritu diferente


Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto. Número 14:1-4 RVR 60.

Dice la Biblia que el pueblo de Israel lloró esa noche, de tristeza, de amargura, no, los gritos fueron por causa de la carne, de la rebeldía, de la desobediencia y del corazón endurecido  ((  Muchas veces vemos personas lamentándose y no sabemos en realidad cuales son las causas que lo llevaron a esa situación  )).


El pueblo de Israel no se quejó contra Moisés y contra Aarón, se quejó en contra de Dios, porque ellos eran sus representantes (( muchas veces nos quejamos en contra del Pastor, del hermano, y si esas quejas no son justas, nos estamos quejando a Dios sin saberlo )).

El pueblo de Israel mejor deseaba morir en Egipto, ante que obedecerle a Dios (( Cuando se tiene un corazón endurecido, no se reconoce, ni se agradece, lo que Dios ha hecho )).

Y decían del uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto (( El hombre busca siempre como sustituir a Dios, y se hace para sí, cualquier ídolo, y se deja llevar por cualquier dirección que le lleve a la perdición.

Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en  él otro espíritu, y decidió ir en pos de mí, yo le meteré  en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión. Número 14:24 RVR60.

(( Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu )) ¿Qué pasó con Caleb? Que tenía otro espíritu, este espíritu que tenía Caleb, era fruto de su obediencia, era fruto de su fe en Dios. Los que estaban quejándosele a Moisés, tenían un espíritu de incredulidad, tenían un espíritu de rebeldía. Toda persona que tiene un espíritu diferente, camina contrario a la dirección de Dios.

(( Yo le meteré en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión )) La palabra de Dios nos enseña, que muchas veces dependerá de la obediencia de nuestros padres y abuelos para con Dios, para que sus descendencias no arrastren pecados generacionales, porque los descendientes de Caleb recibirían su posesión, física y espiritual.


DOMINGO CRUZ.   

Publicaciones Recientes

Entradas populares

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.