En oración por República Dominicana ante la llegada del huracán María, acerquemosno confiadamente al trono de gracia para alcanzar misericordia (Hebreos 4:16).

NOTICIAS: AlMomento.net

LEVANTÁNDOME PARA DIOS


El hijo pródigo recibió sus bienes y luego se alejo de su padre, estaba viviendo una vida fría, carnal, derrochadora, pecaminosa, inconsistente, en desobediencia, hasta que llegó su desierto, su prueba, su situaciones adversa,  y después de un tiempo volvió en sí, y comprendió lo que debía de hacer.


Introducción. 

Me levantaré e iré a mi padre, y le diré Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Lucas 15:18 RVR60.

(( Me levantaré e iré a mi padre )) Levantarse significa "Ponerse de pie" cuando se está caído espiritualmente. Todo va ha depender de la decisión que tu tomes por fe, toda decisión que conlleve a la búsqueda de Dios, es sabia, es correcta, es prudente, es buena, y es salvadora.

(( Y le diré Padre, he pecado contra el cielo y contra ti )) Dios es paciente para con los pecadores, porque no quiere que ninguno perezca, sino que se arrepientan (2 Pedro 3:9). Por consiguiente podemos caer en cualquier situación pecaminosa que fuere, pero lo primordial, es ir a la presencia del Padre, y pedirle perdón de corazón por nuestros pecados y faltas. 

Es tiempo de levantarte para Dios, no importando cual sea tu situación, no te dejes esclavizar por la carne, por las dudas, por los demonios, por el desanimo, por la incredulidad, la clave está en un corazón arrepentido, Dios te perdona, sed sabio como el hijo pródigo, ve a la presencia de Dios, y arrepiéntete de tus pecados en el nombre de Jesús, y tu condición espiritual cambiará, creedle a Dios.


DOMINGO CRUZ.
Foto: freepik.es

No hay comentarios:

Publicaciones Recientes

Entradas populares

Twitter

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )