Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

Los hijos de desobediencia (del diablo)


No todos somos hijos de Dios, sólo son hijos de Dios todo aquel que haya nacido de nuevo, que se halla arrepentido y que tenga a Jesucristo en su corazón. Fuera de esa condición, el hombre sin Jesucristo, solamente es criatura creada por Dios.


Introducción

En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia. Efesios 2:2 RVR60.

(( En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente  de este mundo )) Aquí se indica como un hombre sin Cristo lleva una vida de pecados, de delitos, de perdición, con la característica de que va viviendo conforme al  mal ejemplo del mundo. 

(( Conforme al príncipe de la potestad del aire )) Debemos conocer, que el hombre que vive conforme a lo que el mundo ofrece, está aceptando que el diablo tenga potestad sobre su vida, y viva una vida atado a los deseos engañosos ( Efesios 4:22).

(( El espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia )) El hombre pecador es desobediente, y una condición que tiene, es que en él opera un espíritu malo, el cual le induce aún más a vivir una vida pecaminosa, rebelde a todos los mandamientos de Dios. Nota: hijo, significa que tiene una relación con su progenitor, en el caso del hijo de desobediencia, significa que tiene una relación estrecha con las cosas que Dios prohíbe, y la obedece. ALERTA: Cuando aceptamos al mundo, estamos desobedeciendo a Dios, cuando aceptamos el adulterio, estamos desobedeciendo a Dios, cuando aceptamos la pornografía, estamos desobedeciendo a Dios, cuando aceptamos la brujería, estamos desobedeciendo a Dios, cuando practicamos la idolatría, estamos desobedeciendo a Dios, cuando aceptamos el orgullo, estamos desobedeciendo a Dios, cuando odiamos a nuestros prójimos, estamos desobedeciendo a Dios, cuando robamos, estamos desobedeciendo a Dios, cuando murmuramos, estamos desobedeciendo a Dios, cuando tenemos un corazón endurecido, estamos desobedeciendo a Dios.



Cuando haces los deseos del diablo, eres hijo de él Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Juan 8:44 RVR60).


No importa que vida pecaminosa tu puedas llevar, hay un Cristo que te acepta, Él no mira tu condiciones, Él lo que mira es tu corazón, arrepiéntete, recibe a Jesucristo como tu único y suficiente salvador, Él cambia tu vida, de las tinieblas a la luz, de la potestad de Satanás a Dios (Hechos 26:18). 


DOMINGO CRUZ.

No hay comentarios:

Publicaciones Recientes

Entradas populares

Twitter

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )