En oración por República Dominicana ante la llegada del huracán María, acerquemosno confiadamente al trono de gracia para alcanzar misericordia (Hebreos 4:16).

NOTICIAS: AlMomento.net

El asteroide en la Biblia (Publicación Actualizada)


Brevemente le daré ha conocer donde está el asteroide en la Biblia que caerá en el mar,  al meno hasta donde Dios me ha permitido conocer.

INTRODUCCIÓN:

El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Apocalipsis 8:8 RVR60.

<< El segundo ángel tocó la trompeta >> Este versículo hace referencia a los toques de trompetas, los cuales representan en cada toque juicios derramado por Dios en esta tierra. Por consiguiente, estos toques de trompetas están registrado en el período de la gran tribulación. Nota:  Hay dos interpretaciones para este versículo, primera interpretación: Que este asteroide caerá en la gran tribulación cuando la Iglesia sea arrebatada, segunda interpretación: Que este asteroide caerá en la tribulación con la Iglesia todavía en la tierra y cayendo los juicios de Dios.

<< Y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre >> La Biblia presenta a un asteroide como montaña ardiendo en fuego, que fue lanzada al mar. Por consiguiente conocemos aquí, que el daño que va ha causar este asteroide será primero en el mar, el cual se convertirá en sangre, y el cual matará a la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, luego este acontecimiento provocará la destrucción de barcos, ya sea que estuvieran navegando, o que estuvieran en puertos. Este acontecimiento nos da ha conocer, que habrá un tsunami, porque destruye conforme a la Palabra los barcos, y por ende este tsunami llegue a las costas, y produzca gran destrucción en las naciones ( Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida. Apocalipsis 8:9 RVR60 ). Nota: Debemos de conocer el tiempo en el cual estamos viviendo, es posible que estemos ya en el comienzo de la tribulación, y de un momento a otro comencemos a ver caer juicios de Dios nunca antes visto. Es tiempo de arrepentimiento, de santidad, de sometimiento a la palabra de Dios, es tiempo de persistir en fe ante todo acontecimiento que pueda pasar, es tiempo de creerle a Dios sobre todas las cosas, porque Dios es fiel. 

DOMINGO CRUZ.

No hay comentarios:

Publicaciones Recientes

Entradas populares

Twitter

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )