Translate

El dinero, el señor de algunos pastores


La Palabra misma dice; que la raíz de todos los males es el amor al dinero, que cuando el hombre lo codicia, trae como consecuencia, el alejamiento de la fe, el cual produce problemas y sufrimientos (1 Timoteo 6:10).


INTRODUCCIÓN


Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Lucas 16:13 RVR60.

(( Ningún siervo puede servir a dos señores )) Esta palabra siervo significa (Esclavo, servidor ). Jesús indica que si somos servidores de Dios, no podemos servirle también a otro señor. Si te consideras siervo, debes de vivir en obediencia absoluta para Dios. Nota: A lo que tu obedece, a lo que tu anhela, a lo que tu permite que te domine contrario a lo que Dios establece, de eso que te está atando, vienes hacer esclavo, y si somos esclavos, seamos esclavo sólo de Dios, no del mundo, no del dinero, no de la vanidad, no de la falsedad, no de la hipocresía, no del engaño. Pastores avaros, seamos esclavo no del dinero, sino de Jesucristo (Romanos 1:1). Cuando los "cristianos"  crean estrategias manipuladoras para conseguir  dinero, y estas estrategias y este dinero son contrario a la voluntad de  Dios, estos "cristianos" están cavando su propio hoyo ( El que cava foso caerá en él;
Y al que revuelve la piedra, sobre él le volverá. Proverbios 26:27 RVR60 ).  

(( Porque o aborrecerá al uno y amará al otro )) Jesús presenta la riqueza como un señor, que el que le sirve, comienza a producirsele en su corazón un corrompimiento, que resulta en desobediencia a lo que Dios demanda, y todo esto se presenta cuando ya se a caído en el engaño, y cuando ya no se discierne entre lo bueno y lo malo, porque se ha entregado a otro señor, que no es Jesucristo, a otro  que está detrás de la vanagloria del mundo, satanás ( Lucas 4:6). Nota: Cuando amas al mundo aborreces a Dios, cuando amas el dinero menosprecias a Dios, cuando amas los placeres de la carne aborreces a Dios, cuando no reprendes el pecado menosprecias a Dios. 

(( No podéis servir a Dios y a las riquezas )) Si somos cristianos verdaderos, debemos de servirle solamente a Dios, en medio de cualquier situación que se pueda presentar, porque como el Apóstol Pablo, tu debes de vivir humildemente, en abundancia, en escasez, para tener hambre, o para estar saciado (Filipenses 4:12). Nota: Pastor de la prosperidad, sirvele a Dios con tu corazón, no a la riquezas, no al mundo, no a la carne, no al engaño, no le sirva a lo que contribuye a pervertir la iglesia. Pastor avaro, no le sirvas al diablo, arrepiéntete, que le vas a tener que dar cuentas a Dios, por lo que has hecho con las ovejas de  su Iglesia. Puesto los ojos en Jesús, no en el dinero ( Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Hebreos 12:2 RVR60 ).

DOMINGO CRUZ.

Publicaciones Recientes

Entradas populares

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.