Translate

Lo que Dios hace por sus hijos


El rey Ezequías enfermó de muerte, al conocer su situación por parte del Profeta Isaías, Ezequías se humilló delante de Dios, y clamó de corazón, y Dios le escuchó y le sanó, y le  libró también de sus enemigos.


INTRODUCCIÓN

Y esto te será señal de parte de Jehová, que Jehová hará esto que ha dicho: He aquí yo haré volver la sombra por los grados que ha descendido con el sol, en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Y volvió el sol diez grados atrás, por los cuales había ya descendido. Isaías 38:7-8 RVR60.

La señal que hizo Dios para confirmarle a  Ezequías, que lo que Él le había hablado estaba ya hecho, nada mas y nada menos, que descender la sombra del sol, esto quiere decir, que Dios hizo volver atrás el tiempo. Por consiguiente si eres un hijo de Dios, ¿Qué no puede hacer Dios por ti?. Dios hace milagros y prodigios por sus hijos, pero por los hijos que se humillan, que buscan su rostro con un corazón arrepentido, que viven en santidad, en obediencia, que viven sometido a su palabra, que rechazan las ofertas del mundo, que no le dan lugar al diablo, que no mezclan  lo santo con lo profano, que no son falsos, que si comenten alguna falta están de rodillas arrepentidos, gimiendo pidiendo perdón, que no limitan a Dios por sus incredulidades. Cristiano, tu situación cualquiera que sea no sorprende a Dios, solamente sed obediente, vive en santidad, en fe,  y Dios hará proezas en tu vida.

DOMINGO CRUZ.

Publicaciones Recientes

Entradas populares

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.