Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

Arregla tu altar para Dios


Altar: Se hace referencia a un lugar alto donde se hace sacrificio, también se relaciona a una mesa donde se queman incienso.

INTRODUCCIÓN:


Entonces dijo Elìas a todo el pueblo: Acercaos a mì. Y todo el pueblo se le acercó; y él arreglò el altar  de Jehovà que estaba arruinado. 1Reyes 18:30 RVR60.

(( Acercaos a mi )) Esta expresión significa que el pueblo estaba alejado de Dios, y no podía discernir lo que es la voluntad de Dios. Nota: Cuando estamos alejado de Dios, caminamos en tinieblas, caminamos en nuestra propia dirección.

(( Arruinado )) El altar de Jehovà estaba arruinado en medio del pueblo de Israel. La pregunta es ¿Cómo esta tu altar para Dios? No te hablo de altar físico, como de piedra, de madera, sino que te hablo de tu altar en tu corazón para Dios, ¿Lo tienes arruinado? arreglalo como lo hizo Elìas, para que no te pierdas como los profetas de baal. Levanta tu altar para Dios, y ofrece sacrificios de alabanza, de obediencia, de arrepentimiento, de santidad, de rechazo a toda pecaminosidad, odio, contienda, lujuria, avaricia, amistad con el mundo. Restaura tu altar para Dios, y vive para Èl, sin engaño, sin hipocresía, sin falsedad, sin amargura, sin un modelo mundano, sin carnalidad, sin orgullo, sin malicia en el corazón, sin buscar ganancia deshonesta, sin vestir mundanamente, sin murmuración, sin odiar al hermano, sin estar en dos aguas. Levanta tu altar  en tu corazón y vive para Jesucristo, no para el mundo, no para la carne, no para el diablo, no para el adulterio, no para la fornicación, no para la brujería, no para el satanismo, no para el robo, no para la inmoralidad, no para los vicios. Vive en santidad para Dios, arrepiéntete, arregla tu altar o perecerás.


DOMINGO CRUZ.

Publicaciones Recientes

Entradas populares

El Diseño Original


Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )