En oración por República Dominicana ante la llegada del huracán María, acerquemosno confiadamente al trono de gracia para alcanzar misericordia (Hebreos 4:16).

NOTICIAS: AlMomento.net

No entristezca al Espíritu Santo


Cuando aceptamos a Jesucristo como nuestro único y suficiente salvador, comenzamos a tener una nueva vida en Cristo, porque el Espíritu Santo pasa a morar en nuestro corazón, y va en el transcurso de nuestro caminar limpiandonos de toda contaminación y fortaleciéndonos en el Señor. Ya teniendo a Cristo en nuestra vida no podemos volver atrás, a una vida de pecados, porque comenzamos a entristecer al Espíritu Santo, y apagarlo en nuestro ser, hasta que quedamos vacío, frío, caído, y todo esto porque no hay arrepentimiento y reconocimiento de que estamos mal.

Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Efesios 4:30 RVR60.

<< Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios >> La palabra (Contristéis) significa (Entristecer). ¿Cómo entristecemos al Espíritu Santo? Viviendo la vida del viejo hombre, pecando en la mente, hablando mentira, en ira, en enojo, robando, palabra corrompida, amargura, maledicencia, en malicia. Entristecemos al Espíritu Santo: Cuando vivimos una vida de hipocresía, de fingimiento, de falsedad, siendo un cristiano mundano, frío, seco, avaro, incrédulo, en odio, en contienda, en competencia, en rencilla con el hermano, en mundanalidad, en deseo carnal, en dureza del corazón, en desobediencia, no esperando el arrebatamiento de la Iglesia, no teniendo un corazón arrepentido, no buscando la presencia de Dios, aceptando las ofertas del mundo, murmurando en la Iglesia, sirviéndole al diablo para levantar contienda. 

<< Con el cual fuisteis sellados para el día de la redención >> El sello del Espíritu Santo, se relaciona con las palabras ( Seguridad o Preservación ). Somos preservado cuando somos sellados por el Espíritu Santo para salvación. Un cristiano verdadero que entristece al Espíritu Santo, no puede durar mucho tiempo sin tener que arrepentirse de corazón. Un cristiano que no reconoce su pecado, su falta, y no se arrepiente, es un cristiano falso.


DOMINGO CRUZ MINISTERIO.

Publicaciones Recientes

Entradas populares

Twitter

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )