Translate

Eres cristiano pero andas en tinieblas


Cuando vamos a la Biblia encontramos que el amor está sobre todas las cosas, y que si nos falta amor nada somos, porque si somos cristiano debemos de amar a nuestros prójimos como a nosotros mismos, aunque nos duela hacerlo, lo tenemos que cumplir.

 Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos. 1Juan 2:11 RVR60.

<< Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas >> Hay cristianos que dicen ser cristianos, pero si aborrecen a sus hermanos ya sea por una o por otra causa,  indica la Palabra que están en tinieblas. Cuando aborrecemos a un hermano, pero no nos arrepentimos de corazón ante Dios, no estamos permaneciendo en la luz,  comienza entonces las tinieblas a cubrir nuestra mente, para que caminemos engañados creyendo que estamos santificados delante de Dios, y lo que estamos haciendo es endureciendo nuestros corazones, caminando en hipocresía.

<< Y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos >> Si caminamos en luz, es porque estamos en obediencia y santidad delante de Dios, pero si caminamos en tinieblas, es por que estamos en desobediencia ante Dios, porque no ha habido un reconocimiento de nuestras faltas. El que camina sin saber a donde va, es porque está cegado, y el pecado sin arrepentimiento oscurece el entendimiento de las personas, y la acomodan en el pecado para que se sientan cómodas, entonces viene el enfriamiento y la malicia para que caigan en la mundanalidad y carnalidad, y los demonios le den palos. La Palabra de Dios manda a no pecar, pero si por algunas circunstancia pecamos, no debemos de perder tiempo rápidamente tenemos que acudir ante la presencia de Dios, y arrepentirnos en el nombre de Jesús, sino tenemos un corazón arrepentido, no hemos nacido de nuevo.

DOMINGO CRUZ MINISTERIO.

Publicaciones Recientes

Entradas populares

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.