Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

¿Como encuentra este Blog?

Divisiones en la Iglesia, es lo que los demonios quieren


Los cristianos que son verdaderos, no causan divisiones en la Iglesia, antes conocen por el Espíritu Santo si lo que están haciendo está en la dirección de Dios, reconociendo que todo acto que valle en contra de un hermano, en el cual no se actuá conforme a la Palabra, y se involucra la malicia, no es de Dios, es del diablo. Estamos para edificar, exhortar, amonestar lo que está mal, si algún hermano está en desobediencia, y no acepta la amonestación, el tal está en rebeldía, el tal le está haciendo el trabajo a los demonios, tiene que arrepentirse.

INTRODUCCIÓN:

Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. 1Corintios 1:10 RVR60.

<< Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo >> El Apóstol Pablo habla a la Iglesia de Corinto, conociendo la situación que se estaba dando entre los hermanos. Pablo hace la apertura en este versículo apelando al nombre de nuestro Señor Jesucristo, el cual es sobre todo nombre, en el cielo y la tierra y debajo de la tierra Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Filipenses 2:9-11 RVR60 ). Cuando colocamos a Jesucristo primero, ante toda adversidad y situación, encontraremos siempre la solución al problema. Si  tenemos un corazón endurecido, y no  miramos el amor de Jesús, no se llegará a un acuerdo ( Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. Juan 13:34 RVR60 ).

<< Que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones >> Significa que el cristiano ante todo conflicto que se presente, busque la vía de Jesús para ponerse de acuerdo ( Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. Mateo 18:20 RVR60 ). Los demonios buscan la divisiones en las Iglesias, porque saben que es un método efectivo para que la Iglesia pueda tambalearse ( Mas él, conociendo los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae. Lucas 11:17 RVR60 ). Cristiano, no le haga el trabajo al diablo, reprende toda malicia que llegue a tu mente en contra del hermano, que si te ofendió, te injurió, perdonale sobre todas las cosas, no somos más que Dios, que nos perdonó nuestros pecados. Debemos de tener un corazón humillado, humilde, y manso como Jesús Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Mateo 11:29 RVR60 ). Cristiano, lleva el yugo de Jesús hasta estar en su presencia en los cielos.

<< Sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer >> Si somos cristianos verdaderos, y no lobos, estamos perfectamente unidos al cuerpo de Cristo, pensando con la mente de Cristo, y sintiendo el mismo amor, que es el amor de Jesucristo ( Porque ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo. 1Corintios 2:16 RVR60 ). 

DOMINGO CRUZ MINISTERIO.                                              

Publicaciones Recientes

Entradas populares

El Diseño Original


Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )