Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

Demonios causantes de enfermedades


Como hay enfermedades que provienen por nuestra forma de alimentarnos, o por otras causas que en su mayoría se dan, también debemos de conocer, que hay enfermedades que son provocadas por los demonios. A continuación vamos ha conocer lo que la Biblia nos enseña en el libro de Lucas 13:10-17 RVR60.

INTRODUCCIÓN:

Jesús enseñaba en una sinagoga, y dentro de la sinagoga (Iglesia) había una mujer que tenía espíritu de enfermedad, hacía dieciocho años, y los demonios la tenían encorvada. A muchas personas la tienen los demonios encorvadas como estuvo esta mujer ( Enseñaba Jesús en una sinagoga en el día de reposo;y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar. Lucas 13:10-11 RVR60 ).

Para ser libres de toda ligadura de enfermedad demoníaca, al que venir a los pies de Jesús arrepentido, y  hay que escuchar su llamado. El diablo pone la gente torcida, pero Jesús la pone derecha ( Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios. Lucas 13:12-13 RVR60 ). 

Las oposiciones satánicas, harán lo mas posible para que no recibamos, la liberación, la sanación, la bendición de Dios en nuestras vidas, se levantaran pero no podrán con el propósito de Dios Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día de reposo. Lucas 13:14 RVR60 ).

El diablo ( Demonios ) atan las almas durante muchos años, con lazos de enfermedades, que no se conocen su procedencia, y las cuales son causadas por el maligno, y solo cundo llega Jesús a nuestras vidas, son desatadas las ligaduras ( Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?. Lucas 13:16 RVR60 ).

Jesucristo deja en vergüenza al diablo, dándole la victoria al que se arrepiente, y tiene la fe puesta en Él Al decir él estas cosas, se avergonzaban todos sus adversarios; pero todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas hechas por él. Lucas 13:17 RVR60 ).

DOMINGO CRUZ MINISTERIO.   

Publicaciones Recientes

Entradas populares

Twitter

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )