Translate

Demonios en las Iglesias


Muchas personas creen que los demonios no están en las iglesias, que eso es de casualidad, y que eso es muy dificir de ocurrir, pero debemos de conocer de que el diablo se a metido encubiertamente en las iglesias, a través de personas que le han abierto puertas para que él domine sus vidas. Un ejemplo lo tenemos de que los demonios se introducen en las iglesias por medios de personas que están cautivas ya sea por una u otra razón, el ejemplo está en el libro de Lucas. 

Introducción:

Estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu de demonio inmundo, el cual exclamó a gran voz, diciendo: Déjanos; ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Yo te conozco quién eres, el Santo de Dios. Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo daño alguno. Y estaban todos maravillados, y hablaban unos a otros, diciendo: ¿Qué palabra es esta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen? Lucas 4:33-36 RVR60.

(V.33) Estaba en la sinagoga: la palabra nos da ha conocer que estaba en la Iglesia un hombre que estaba endemoniado, por consiguiente debemos de estar sobrio y velad (1Pedro 5:8) porque los demonios buscan a quien pueden cautivar, y no precisamente están buscando almas en el mundo, la están buscando también dentro de las Iglesias de Cristo, porque ellos saben de que ahí está la verdad. En este versículo conocemos como los demonios utilizan el cuerpo de las personas, en este caso este demonio utilizó la garganta, la cuerdas bocales para hablar ( El cual exclamó a gran voz) por consiguiente muchas veces las personas que están endemoniadas hablan palabras que son de los demonios, y no precisamente de esa persona.

(V.34) ¿Has venido para destruirnos? los demonios cuando vieron al Hijo de Dios, en ese momento pensaron que era el tiempo de su destrucción, y que Jesús venia a gobernar en la tierra (Apocalipsis 19:11) Yo te conozco:  los demonios como seres espirituales ya conocían a Jesús, pero la mayoría de almas que estaban en esa Iglesia no lo conocían.  

(V. 35) Cállate, y sal de él: Jesús mando a callar a los demonios, para que no lo dieran ha conocer por medios de espíritus inmundos, sino para que fuera conocido por la palabra y la revelación de Dios en el corazón del hombre. Conocemos en este versículo que el demonio salió de dentro de ese hombre, o sea tenía cautiva esa alma que en ese momento estaba en esa Iglesia (Sinagoga). La Iglesia de Cristo está siendo en estos últimos tiempos atacada por malas influencias demoníacas que están operando desde dentro, y está en cada alma, corazón saber como está viviendo para Dios.

(V.36) ...Manda a los espíritus inmundos, y salen? hasta que apareció Jesús, los Judíos no habían visto una persona con autoridad, que con su Palabra los demonios obedecieran y salieran fuera. Esto nos da ha indicar, que los demonios antes de comenzar su ministerio Jesús, estaban ya haciendo de la suyas en las sinagogas del pueblo de Israel, para segar el conocimiento para que no les resplandeciere la verdad.

(Oración)  Dios mio no permitas que yo caiga en la cautividad de los demonios, dame la voluntad para yo vivir en santidad, en obediencia, en rechazo a lo que no es de tu agrado, lavame cada día con la preciosa sangre de Jesús, dame la fe viva para yo permanecer firme y alabarte por siempre, en el nombre de Jesús amen.  

DOMINGO CRUZ MINISTERIO.

No hay comentarios:

Publicaciones Recientes

Entradas populares

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.