En oración por República Dominicana ante la llegada del huracán María, acerquemosno confiadamente al trono de gracia para alcanzar misericordia (Hebreos 4:16).

NOTICIAS: AlMomento.net

Cuando los médicos no pueden Cristo si puede


 (  Lucas 8: 43,44  )

Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada. Lucas 8: 43 RVR60.

Esta mujer padecía de flujo de sangre, la cual la convertía en inmunda, la cual tenía que estar a cierta distancia de las personas,  y con este padecimiento llevaba doce años.

( Doce Años ) doce años sufriendo esta enfermedad. Hay personas que llevan años sufriendo enfermedades, pero al igual que la mujer del flujo de sangre no se había encontrado con Jesús. ¿Que espera usted? valle al encuentro con Jesús, no porque usted esté enfermo, sino porque en Cristo Jesús está la vida (Juan 6:68).

( Había gastado en médico todo cuanto tenía ) Aquí conocemos que el dinero no lo es todo en la vida, muchas veces el dinero no sirve de nada como en este caso. La mujer había gastado todo cuanto tenía sin ningún resultado. Los médicos en ese tiempo utilizaban remedios, brebajes como lo hacen hoy los curanderos. La Palabra dice que por ninguna parte pudo hallar alguien quien le sanara. Muchas personas no encuentran su sanación, el alivio a sus padecimientos, y esto es porque no han encontrado el camino donde se encuentra Jesús, porque la primera enfermedad que tienen que sanar es la espiritual.  

Se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre. Lucas 8: 44 RVR60.

( Se le acercó ) Al igual que la mujer del flujo de sangre, acérquese hoy a Jesús, alejado de Jesús no lo va ha conocer, y no va a experimentar la obra de Dios en su vida. Para acercarnos a Jesús, lo debemos de hacer creyendo que el obrará en nuestra situación. La Palabra indica que al instante se detuvo el flujo de su sangre, cuando la mujer se le acercó, y le tocó el borde de su manto. Hay una clave en toda situación adversa, y es la fe, por la fe en Jesús, al igual que la mujer del flujo de sangre podemos ser sano (Lucas 8: 48).     

HOMBRE DE DIOS DOMINGO CRUZ.

No hay comentarios:

Publicaciones Recientes

Entradas populares

Twitter

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )