Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

El espíritu inmundo que vuelve al hombre


Nuestro amado, el Señor Jesús, nos enseña a través de su palabra, las formas que tienen los demonios de operar en el ser humano, en un ser humano que no se arrepiente, y no se somete a la palabra de Dios.

 Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla.
 Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada.
 Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación. Mateo 12:43-45 RVR60.

<< Cuando el espíritu inmundo sale del hombre >> Hay varias interpretaciones para este versículo, y una de ella, la que considero principal, es la que el hombre nace en pecado y por ende trae consigo un espíritu inmundo, y sólo cuando acepta a Jesucristo es que el espíritu inmundo sale, pero se queda en expectativa, observando por si tiene una oportunidad de volver nuevamente a su casa.

<< Anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla >> Los lugares secos, representan territorios desérticos, asolados, arruinados, donde abunda la maldad. (Buscando reposo) los demonios sólo descansan cuando entran en un cuerpo ( Mateo 8:31).

<< Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí >> Los demonios consideran su casa, los cuerpos que viven en pecados, los cuales lo pueden dominar, para hacer sus perversidades, y sentirse a gusto. (De donde salí) Otra posible traducción: De donde huí. Los demonios fueron reprendidos por Jesús, y le decía Jesús a los demonios que no volvieran a entrar a ese cuerpo (Marcos 9:25). Nota: Todo va a depender de la obediencia a Dios, departe del que fue libertado. 

<< Y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada >> Los demonios intentarán regresar al cuerpo de donde fueron expulsados, pero la diferencia está en como ellos hallan la casa. Jesús le dijo al paralitico que Él sanó, que no pecara más, para que no le aconteciera algo peor (Juan 5:14). Si no hay arrepentimiento, y se continua en pecado, vendrá consecuencias peores a nuestras vidas. 
(Desocupada) Representa un hombre vacío, sin el Espíritu Santo que llene su vida, y todo por su desobediencia al no someterse a la palabra de Dios, luego de ser libertado.

<< Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí >> Cuando el demonio vuelve a la casa, y la encuentra vacía, ahora está más confiado en permanecer en su casa, porque la considera suya. Si una persona es libertada de demonios, y no se arrepiente, y no se somete a la palabra de Dios, va ha caer nuevamente en la cautividad del mal, y su estado será peor, porque entrarán a su cuerpo, demonios más malignos que el que estaba para hacerse dueños de esa casa.

<< Y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero >> El estado de un hombre cautivo por segunda vez por los demonios, viene a ser peor ¿Por qué? porque tiene mayor cantidad de demonios, para ser dominado y subyugado para el mal.

<<  Así también acontecerá a esta mala generación >> La generación mala, está representada en la nación de Israel, en  los líderes religiosos, como eran los escribas, fariseos, y toda persona pecadora, los cuales llevaban una vida vacía, religiosa, sin Dios en sus corazones. (Mateo 12:39). Nota: También se aplica a toda nación que no tenga como su prioridad a Dios.

DOMINGO CRUZ.

Publicaciones Recientes

Entradas populares

El Diseño Original


Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )