Translate

“Voy a contarle todo a Dios”, dice un niño antes de morir en Siria


Es tiempo de arrepentimiento (Mateo 3:8). Donde está la misericordia, el amor, la solidaridad para con esas almas, para con esos niños que están muriendo cada día por la guerra, sabemos que todo estos acontecimientos Dios lo permite, con un propósito, conforme a su voluntad (Efesios 1:11) sabemos que el mundo debe de seguir con su ignorancia, dirigido por la corriente de pecado (1Juan 5:19).

Oremos a Dios por esas almas, por esos niños que están muriendo por causa de las guerras, y por hermanos en Cristo que pueden estar en esos países en conflictos, debemos de conocer que Dios se glorifica en cada situación adversa.


Estamos viviendo en los últimos tiempos IGLESIA ¿Donde está el amor? ¿Donde está la unidad? ¿Donde está el arrepentimiento? ¿Donde está la santidad? ¿Donde está la espera de la llegada de nuestro Señor Jesucristo? CRISTO VIENE.

Si en verdad ese acontecimiento de ese niño pasó, pues ese niño está ahora ante la presencia de Dios, y le enseña a muchos que nuestro socorro viene de Jehová.

" Alzaré mis ojos a los montes;
¿De dónde vendrá mi socorro?
2 Mi socorro viene de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra. Salmos 121:1,2 ".

Foto: noticiacristiana.com

No hay comentarios:

Publicaciones Recientes

Entradas populares

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.