Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.2 Crónica 7:14.

La idolatría te lleva a la condenación


Idolatría, es la adoración que se hace a ídolos, figuras, imágenes, estatuas, las cuales son objetos de adoración.

Las personas idólatras sustituyen a Dios por esas figuras, lo hacen muchas veces por que están ignorantes, y no tienen el conocimiento de la Palabra de Dios, y sus mentes están cautivadas, porque están entregadas a esos actos de abominación ante Dios. El apóstol Pablo hace una advertencia sobre la idolatría “Por tanto, amados míos, huid de la idolatría 1 Corintios 10:14”.

Millones en el mundo están perdidos por seguir doctrinas que incentivan la idolatría, me sorprendo al observar personas que dicen leer la Biblia y que están hundidas en la idolatría y el engaño, encomendándose, o invocando a santos, y llevando a otros hacer lo mismo, hay de ellos porque su culpa será más grande por dirigir a las almas al despeñadero.

Las oraciones no se  pueden encomendar ante estatua, o figuras, ellas no las escuchan, lo que estas haciendo es un adulterio espiritual, que lo llevarán al infierno, sino hay un arrepentimiento. Debemos encomendar nuestras oraciones a Dios, creyendo de todo corazón en el nombre de nuestro Salvador Jesucristo, quien pago un precio por nosotros, para que tuviéramos la oportunidad de ser salvo, creyendo sólo en Él, y viviendo por su Palabra.

Las personas que están en la  idolatría, deben de arrepentirse y clamar a Dios para un rompimiento de cadenas espirituales en sus vidas, para que no perezcan sin esperanza de salvación, porque si se pierden van a  pasar al Juicio de condenación eterna en el lago de fuego y azufre, después de un largo tiempo en el infierno (…los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. AP. 21:8).

La palabra de Dios dice,  que sólo tenemos un mediador entre Dios y los hombres ¿sólo quien? Jesucristo (Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. 1Timoteo 2:5). Debemos de conocer la palabra de Dios, por eso es la necesidad de estudiarlas, leerlas y conocerlas, pidiendo a Dios conocimiento para salir de todo engaño doctrinal satánico. ¿a quien vamos a creer? a los hombres predicadores de engaños, o a la palabra de Dios.


 Cristo te ama, pero si tu no le recibes de corazón te perderás, por eso sus palabras dicen (…yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mi. Juan 14:6).

En la Palabra de Dios está la vida, la dirección que debes seguir para ser salvo y heredar el reino de los Cielos, lee la Biblia y en ella conocerás la verdad (…y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8:32).



Reflexión:

En la idolatría están ocultos los demonios, las ataduras, el adulterio espiritual, y sobre todo la condenación.

Dios le habló al pueblo de Israel diciéndoles que no hicieran ningún tipo de imágenes, ni se inclinaran, ni la honraran. (Éxodo 20:4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
20:5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso…).



Asiste a una Iglesia Cristiana donde prediquen el evangelio de Cristo Jesús y la sana doctrina.

DOMINGO CRUZ MINISTERIO




Publicaciones Recientes

Entradas populares

Twitter

La Armadura de Dios

Santidad

El NT emplea el término «hagios» que también en ocasiones significa separado, consagrado, puesto aparte (Lc. 2:23), pero con mayor frecuencia «puro». Ser santo es ser sin «mancha, ni arruga ni cosa semejante» (Ef. 5:26-27). Y en 2 Co. 7:1 se lee: «Limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios ». Nuestra santidad está estrechamente relacionada con la de Dios. «Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos» (Lv. 20:26). Si este pasaje menciona la separación, también todo el capítulo habla de pureza de conducta.

La Salvación


Sólo a través de la fe en Jesús puedes ser salvo, y para recibir la fe, es por el oír la palabra de Dios. Debes de leer, de oír la palabra de Dios, de entrar en un clamor a Dios por un arrepentimiento, por un aceptar a Cristo en tu corazón como único salvador en tu vida, debes recibir la palabra de Dios en tu corazón hasta que se produzca un cambio, una transformación en tu vida que sólo la produce el Espíritu Santo en tu corazón para hacerte una nueva criatura, busca a Jesús, rindete a sus pies, recibelo en tu corazón y vida, no desmayes, clama con todo tu corazón a Dios amen.

Perseverancia

Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que {el Señor} ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y {de la que} hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Ir al ( Inicio )